Saturday, January 27, 2007

La razón


Si alguna vez te preguntaste el por qué?, por qué un primer intento pareció tan dulce tan perfecto, pero con un fin inesperado, impuesto, sorpresa, y en un segundo intento solo hubo amargura, dolor y engaño, con un final "x", esperado y demasiado pospuesto?

Solo hay una razón

En un primer intento, yo conocí a una persona encantadora, una persona que me enamoró con sus ojos, que procuró conocer cada rincón de mi mente, sin mucho éxito, pero intentó. Una persona que trató de darme lo que núnca tuve, una persona que logró mi amor

Pero no fuiste tú

Desde un principio fuiste mi capricho, un deseo, el poder conseguirte fue mi propósito, y lo logré.

De qué sirve conseguir algo si lo que quieres ya te lo ofrecieron? pues siempre hay un pero. Esa persona me conoció en un momento en que ambos no podíamos ser libres, en el que los dos pertenecíamos a otras personas, tú eras el mío.

Pero es imposible detener algo tan fuerte, algo tan puro, algo tan mágico.

Y tras mi dulzura, mi franqueza, mi amor a ti escondi todos mis engaños, escondí mi infelicidad, mi tristeza, mi deseo de estar con alguien más.

De repente nos olvidamos de ustedes, fuimos dos, únicos en el mundo, solo amor alrededor, aunque fueran tan solo segundos

Y de ahi que te dí todo, mi culpa fue enorme, no soportaba hacerte eso, no podía conmigo misma


Hasta que te conocí...

no resultaste ser quien yo pensaba, aquella persona de la que me podía enamorar, si mi corazon no estuviera ocupado, aquel que sería mi todo, aquel quien yo amara

fuiste un mal en mi vida, me quitaste lentamente la poca vida que tenía, cada día me volvía más oscura, dejé de reflejar la luna, dejé de reir ante la vida

Finalmente comprendí que me matarias si no te dejaba, que succionarias mi alma, que acabarías con lo poco que quedaba de mi...ahi fue nuestro fin


Nuestro segundo intento

A tí tarde en olvidarte tres segundo, al amor que hizo que tu y yo fueramos la pareja perfecta, tarde años en superarlo, aquella persona que hizo que duraramos tanto, aquella persona que me mantuvo viva tanto tiempo, quien me enamoro, quien me amo, a quien ame

Cuando aquella noche te bese, llevaba semanas llorando por su amor, el alcohol solo nubló mi juicio y me hizo recordarlo, mis lagrimas fluyeron sin yo poder detenerlas, y tu me tomaste en tus brazos, pensaste que lloraba por ti, me abrazaste como si no hubiera mañana.

Más tarde, mas alcohol, menos control. Besé tus labios con la esperanza de encontrar los de alguien más, huí contigo de este mundo pensando regresar atrás, pero al despertar a los rayos del sol lo único que pude hacer fue llorar... aquel amor no estaba ahí, sólo mi pretexto, mi espejo, mi perdición

Fue tanto tiempo después que tu y yo dimos un nuevo intento, fue cuando mis esperanzas habían muerto, y busqué en tus brazos su calor, busqué en tus labios su sabor, pero al poco tiempo fue evidente que no eras nada.

Una vez más me encontré sin fuerzas, y esta vez tardé demasiado tiempo en darme cuenta que eras tu, quien poco a poco acababa con mi vida, poco a poco me iba matando, escondido tras tus pretextos, tus mentiras, tus dulzura que en el fondo no era más que un chantaje. Y todo terminó, demasiado tarde para mi, unas horas mas y seguramente hubiera muerto. El fin fue esperado pero muy alargado, demasiado tarde para mi, que bajo un hechizo no te dejaba ir, como una droga me tenias amarrada, como una adicción que te mata cuando menos lo esperas, con el corazón frío, con mis pulmones colapsados, con mis ojos ciegos y sin brillo, mis labios secos y partidos, mi cabello quebradizo y maltratado, mis manos como lijas, mis costillas pronunciadas, mi estómago vacio, mi cerebro endormecido. Tardé en despertar, tarde en reponerme, y fue cuando recordé esa primera vez, aquella vez en que todavía tenía vida, aquella vez que abrí mis ojos y te dejé porque no te quería, porque tú no me querías, porque eras un demonio envuelto en carnes humanas, escondido tras ropa de marca, tomando hasta matarte, comiendo hasta explotar, te dejé porque no me respetabas, te dejé porque no me merecias!. Y una vez más te olvidé, recordé que tan solo bastaban tres segundos para superarte, uno por el asco, otro por el daño, y el tercero por alegría.


Traté varias veces de pedirte perdón por lo que hice sin tu conocimiento aquella primera vez, pero un mentiroso no merece verdades, un asesino no merece vida, y tú no mereces nada de mi.

Pero a pesar de eso me arrepiento, pues fui yo no tú quien creó esa relación, fui yo no tu quien no quería estar ahí, fui yo no tu quien amaba a alguien más y no te respetó mientras fuimos uno, fui yo no tú quien soñaba en escapar con alguien más, fui yo y soy yo quien te pide perdón por eso, pero sin arrepentimientos, pues fue el no tu quien me hizo feliz, fue el no tu quien me enseño el amor, y fuimos dos, sin ti, quienes amamos, reimos y fuimos uno solo.

Perdón



2 comments:

Penhu said...

Simplemente hermoso :|

alita said...

tanx xD